La importancia del equilibrio químico

La importancia del equilibrio químico

Para tener una salud óptima y un elevado nivel de resistencia a la enfermedad, la dieta ideal debería consistir en alimentos que provocan reacción alcalina, y de alimentos que provocan reacción ácida pero en una proporción aproximada de cuatro a uno, lo cual después de matabolizados producirían en el cuerpo la proporción correspondiente.

Es importante hacer una vez a la semana un "DIA DE SALUD" tomando unicamente comida de una sola clase de fruta.  Los niños y las personas que hacen mucho trabajo físico, puede tomar más comidas de alimentos con almidones (féculas)

Cuando preguntaron al doctor Hay que cuál era la base científica en la que basaba esta proporción, él contestó: "La única forma de estudiar la proporción relativa de elementos alcalinos y ácidos necesarios para el cuerpo es por medio del análisis de los excrementos. .  Tomando en consideración todo lo que el cuerpo elimina por sus cuatro vías de salida, se llega al a conclusión de que la pérdida de álcali es cuatro veces más grande que la pérdida de ácido.  Esto significa que para reponer estas pérdidas por completo, necesitamos ingerir cuatro veces más de elementos alcalinos que ácidos.  Es un hecho que los fisiólogos saben bien, y que se puede verificar en casi todos los trabajos de fisiología"

El doctor Dudley d'Auvergne Wright añade otro interesante e importante elemento a esta cuestión de alcalinidad en su trabajo Food for Health and Healing, al indicar que "la alcalinidad normal de los fluidos corporales es el medio más favorable para la acción de las vitaminas"

No es difícil distinguir entre los alimentos que provocan reacción alcalina y los que provocan la reacción ácida:

  • REACCIÓN ALCALINA son todos los alimentos vegetales (incluyendo las patatas cocinadas y comidas sin pelar); todas las ensaladas; todas las frutas frescas (excepto ciruela y arándanos); las almendras; la leche.
  • REACCIÓN ÁCIDA comprende los alimentos con proteínas animales como carne, pescado, marisco, huevos, queso, aves; nueces, avellanas, etc. (excepto almendras); todos los alimentos que contienen almidón (No modificado) como reales, pan, harina y todos sus derivados; los azucares.

Para acercarse a la proporción ideal de cuatro a una (cuatro de álcalina y una de ácido), las comidas diarias deberían consistir en: una comida de proteína solo, una de almidón solo, y una completamente alcalina, con, ocasionalmente, dos o incluso tres comidas de alimento de reacción alcalina.  

Comentarios