Castañas

Castañas

Las castañas constituyen una importante fuente de vitaminas del grupo B, indispensables para combatir la fatiga física y mental, la anemia y para recuperarse de estados carenciales.

La sabiduría popular recomienda no consumir grandes cantidades de castañas “mayucas” junto con agua durante la cena, pues al absorber el líquido y aumentar su volumen pueden ocasionar molestias gastrointestinales.

Hay que comerlas con moderación pues son astringentes, si una persona tiene problemas digestivos negativos no debe consumirlas a no ser que sea acompañadas de agua.

Las castañas vienen a ser uno de los frutos por excelencia del otoño, un momento y una época de cambio, de recogimiento interior, y un tiempo en el que podemos comenzar a disfrutar del frío, de la lluvia, y de todo aquello que representa esta estación del año.

Pero, ¿cuáles son las propiedades más importantes y destacadas de las castañas?

Lo más destacado en un primer momento son las pocas calorías que tienen, algo que se combina muy bien con su alto contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono.

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.

Son una buena fuente de minerales, entre los que destacamos el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y según algunos estudios se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares.

Aunque son conocidas también porque en las digestiones pueden llegar a resultar pesadas, si las masticamos bien y no las comemos en exceso, esta cuestión quedaría solventada.

Eso sí, para aquellos personas que tengan un estómago delicado, recomendamos que sean consumidas en forma cocida o asada, antes que crudas.

 

Las castañas, propiedades más importantes

  • Alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra.
  • Bajo contenido calórico (en torno a 190 Kcalorías/100 gr.).
  • Alto contenido en minerales: magnesio, potasio, hierro y fósforo.
  • Propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.

El otoño es una buena época para disfrutarlas, sobretodo porque puedes ir al campo en compañía de tu familia, pareja o amigos, armarte con una bolsa y un palo de madera y pasar un día inolvidable buscando castañas en las jornadas más hermosas de esta bella época del año.

 

Fuente: Natursan y Alimentos para curar.

Comentarios